Nuestra clienta quería celebrar su cumpleaños con algo desenfadado pero a la vez cómodo y elegante.Siempre nos gusta visitar el enclave o lugares dónde va a ir nuestro mobiliario porque como solemos decir “el espacio manda”. Efectivamente lo volvimos a comprobar una vez que realizamos la consabida visita a la casa. Enclavada en una de las calles más tranquilas de la Moraleja , rodeada de una inmensa vegetación esta  casa de diseño moderno tenía como protagonistas  el hormigón ,el vidrio y la madera.Además nada más llegar, nos llamó la atención el coqueto jardín con una gran piscina en el centro.Rodeándola colocamos unas mesas altas de madera y taburetes justo  al lado de la barra de los chicos de Premium Mixes (¿habéis probado alguna vez sus cócteles? son para morirse!!!) para que los invitados pudieran descansar o apoyar sus bebidas.Por todo el jardín colocamos  nuestros sofás blancos Colch con cubos retroiluminados como mesas de apoyo  y cubos de acero como mesas de centro.Como toque final pusimos velas big ball en todas las mesas y para apoyar esta luz colocamos también unos faroles blancos en cada esquina de la piscina.Añadimos también al conjunto, una zona más informal para los niños y sus amigos  poniendo unos cojines gigantes blancos y otros más pequeños con decoración geométrica en colores pastel.

La fiesta resultó un éxito y nos quedamos encantadas.